El caso de Steve Jobs

 

Hace un año comenzaba esta iniciativa personal a manera de un sueño enmarcado en la materialización de las cifras, números y KPI en pro de un mejor conocimiento de las personas, para no solamente sacar provecho de ellas (financieramente hablando) sino para ofrecerles lo que realmente necesitan, lo que desean y no tienen,  valiéndome para esto de la metáfora de vender miel a las abejas.

Pues bien hace un año pensaba que iba en buen camino, pues entré en un área que me permitiera unir mi “expertise” técnico con el tema de creación de estrategia, alineado a lo que sé que es la razón de ser del mercadeo (y de las empresas): sus clientes, pero vistos como lo que realmente son: personas únicas con características demográficas y comportamentales únicas, en este caso, que buscaban satisfacer sus necesidades relacionadas a los temas de telecomunicaciones y conectividad (en tiempos de la omnipresencia).   Pues bien, desde el lunes de esta semana, cuando me avisaron que no trabajaba más con dicha compañía me empecé a cuestionar, sobre si basta tener sobre el papel la frase cliché: “el cliente es nuestra razón de ser” pero tener la doble moral de verlo solamente como un número del cual se pretende obtener dinero en pro de una ganancia; ¿será lo correcto tratar de entenderlo para saber así que ofrecerle? — Partiendo de la premisa que el cliente no sabe lo que quiere

 ¿Qué viene primero, la satisfacción de los clientes? o las ganancias de la compañía?

La respuesta puede parecer obvia, pues el fin de toda empresa es ser rentable, sin embargo… que tal si en un mercado de oferta, saturado por productos de la competencia, el diferencial se logra no con precios, sino con procesos y productos de calidad acordes a las necesidades de las personas? …

frase steve - 2

Pues bien, vino entonces a mi mente el buen Steve Jobs.

En tiempos de pantallas negras y comandos, de computadoras operativas que cumpliesen sus tareas sin dar más de lo que se les pidiera, de interfaces rudas y solo aptas para los entendidos (que para sus tiempos era el equivalente a ratones de biblioteca con magister en física cuántica) ; el se atrevió a dar más… a ofrecer un diferencial, pensar en las personas, en la experiencia de usuario, en las emociones detrás de un clic (valga mencionar que el fue el precursor del mouse que actualmente conocemos),  pensar en los sentimientos expresados con cada imagen con cada color y demás cosas que se pueden resumir en su frase: “piensa diferente“.

Este es un mensaje abierto a todos los operadores móviles de nuestro territorio, que tal si en lugar de enfrascarse en una guerra de precios, donde los grandes y musculosos (financieramente hablando) aplastan a los chicos (admitiendo que estos no se ayudan a si mismos),  donde se “premia” la fidelidad con precios más altos frutos de las constantes promociones, o donde se ve al cliente como un número más que deposita dinero en sus arcas (materializado en recargas, mensualidades, cuotas o “promociones” que nunca se contrataron), entre muchas otras inconsistencias que cada uno como cliente de algún operador celular a vivido.

La invitación, es a que alguien cuerdo, que pertenezca a estas compañías, pare y analice su entorno, aprenda de verdaderos casos de éxito de otras industrias y lo lleve al sector de las telecomunicaciones y ofrezca lo que en realidad la gente necesita, no lo que la competencia les obliga a tener, no siempre tener mucho significa la mejor opción.  Que tal si alguien se atreviera a “pensar diferente“? …..   hasta el pasado lunes 1ro de Agosto, yo intenté hacer resonar esta idea apoyándome en mi posición técnica, pero al parecer, no logré crear el suficiente  ruido.

Caso Steve

Gracias por leer esta entrada, a partir de este momento retomaré la generación de contenidos semanalmente, así que si le gustó este post déjeme su like, comentario o share. Nos vemos la próxima semana con caso de nuestra útopia del mercadeo.

 

Anuncios

Que piensas de todo esto?...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s